La salsa agridulce, el complemento ideal

93 675 09 02
La salsa agridulce, el complemento ideal

Uno de los complementos esenciales de cualquier plato que pidas en un restaurante chino de Sant Cugat del Vallés es la salsa agridulce.  Uno de esos dos pequeños recipientes que encuentras ya colocado en cada una de las mesas. El otro contiene la salsa picante, así que procura no equivocarte. Seguro que utilizas la agridulce para acompañar prácticamente todos nuestros platos.

Tampoco puede faltar un pequeño recipiente con salsa agridulce en cada uno de los pedidos que desde nuestro restaurante chino de Sant Cugat del Vallés salen cada noche para decenas de domicilios. Nadie puede renunciar a esa sabrosa salsa de aspecto similar a una jalea que combina el dulzor de la miel con el toque amargo del vinagre de arroz.

Para que nunca te quedes sin salsa agridulce en casa vamos a explicarte cómo puedes prepararla tú mismo. Es una receta muy sencilla. Vas a necesitar un poco de aceite, otro poco de vinagre (lo ideal sería que éste fuera vinagre de arroz, pero si no lo tienes puedes utilizar un vinagre de vino blanco), un poco de kétchup y unas cucharadas de azúcar. Ponlo todo a cocer a fuego medio mientras remueves continuamente porque podría pegarse.

En un vaso habrás mezclado previamente agua con harina de maíz en una pasta homogénea. Una vez que se ha deshecho el azúcar, añade la pasta de harina y sigue removiendo hasta que tenga ese color rosado tan especial.

Esa es la base de la salsa agridulce a la que aún le puedes añadir un poco de almíbar una lata de piña o melocotón, zumo de naranja o de limón, pimienta blanca, comino… Pequeños toques personales propios de cada cocinero. También puedes pedir tu cena a Chong-Jua y ya nos encargamos nosotros de llevarte la salsa y tus platos favoritos.

haz clic para copiar mailmail copiado